No existe la casualidad, hay que estar ahí

lunes, 23 de abril de 2012

Viendo las luces, salvando las sombras

Ssssh, tranquila, no pasa nada, convertiré esto en un paseo agradable. No tienes de que tener miedo, te acompañaré. Te pondré una fina venda de color rojo en los ojos, con ella no verás los miedos pero podrás atisbar las alegrías. Yo, mientras, espantaré aquello que pudiera hacerte daño, lo mandaré lejos y nada deberás temer nada para cuando la suave venda se retire de tus delicados ojos. Así atravesaremos un largo sendero, en el cual, yo salvaré cualquier obstáculo que entorpeciese tu acompasado caminar. Y así lo haré SIEMPRE.
Security

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias :), me alegro que te guste, intentaré escribir más cosas así.
      Un saludo.

      Eliminar